Cambios que el sector inmobiliario deberá enfrentar a causa del COVID-19

¿Podra esta actual pandemia podría modificar el mercado inmobiliario?
|


sector inmobiliario mexico



La pandemia global ha cambiado por completo nuestro estilo de vida, y ha tenido un efecto muy negativo tanto en el sector sanitario como en el económico. Por desgracia no podemos hablar del COVID-19 en pasado, pues sigue existiendo una enorme incertidumbre entorno al virus. Los pronósticos económicos son inciertos, pero algunos analistas consideran que lo que sí podemos hacer es sacar algunas conclusiones en el sector inmobiliario. Esto, si tomamos en cuenta cómo ha respondido este sector a la pandemia.


La desastrosa sana distancia entre el vendedor y sus clientes


El virus del COVID-19 ha provocado que se retrasen los planes de compra y renta de inmuebles, de acuerdo con el periódico El Financiero. Como los propietarios no permiten la entrada de posibles compradores o arrendatarios, se disminuye la oferta drásticamente. Los planes de mudanza también se han postergado o cancelando, retrasando operaciones que prácticamente estaban consumadas. Asimismo, la compra y renta de oficinas se han visto muy afectadas por el esquema del trabajo remoto o home office, adoptado por muchas empresas frente a la situación.


La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), señaló que, en años anteriores, se obtuvo un crecimiento de hasta 6% en transacciones inmobiliarias, pero que en 2019 hubo una contracción debido a la desaceleración de la economía nacional.


Por su parte, la tendencia del mercado inmobiliario para 2020 en México apuntaba a un crecimiento del 4% originado por la disminución en las tasas de interés, promovidas por el Banco de México, y por el impulso de nuevos programas de las instituciones de vivienda, como el programa Unamos Créditos de Infonavit, para facilitar la adquisición de inmuebles.


Sin embargo la noticia del desarrollo de una vacuna contra el COVID-19, por parte de Astrazeneca, Liomont y la Fundación Carlos Slim, es un buen indicio para la pronta recuperación del sector, por lo que se espera que la estabilización comience en el tercer trimestre y se consolide en el último, por lo que el 2021 se visualizará como el año de crecimiento para este sector en particular. 


De acuerdo con Santiago Gil, Managing director de Paladin Realty Partners, el sector industrial quizás sea uno de los que menos va a sufrir a corto plazo, pero el segmento hotelero tardará mucho en recuperarse. Las oficinas se encuentran en un término medio, mientras que los inmuebles de interés social podrían mantenerse más estables; sin embargo, la vivienda residencial y residencial plus, serían las que podrían verse más afectadas. Por su parte, la firma Deloitte, presentó un informe completo sobre el impacto de la pandemia en los diferentes organismos que conforman al sector inmobiliario.


En dicho documento apuntan que mientras que las operaciones y las transacciones del sector inmobiliario quedarán prácticamente paralizadas, este sector tendrá que enfocarse en las acciones para disminuir los gastos operativos y velar por el mantenimiento de sus activos y evaluar los posibles escenarios para este sector, una vez que la pandemia haya pasado. Por su parte, el mercado de inversiones espera un impacto negativo y quizás algunos enfrenten problemas financieros, por lo cual las inversiones en este momento deberán realizarse bajo modelos bien establecidos y contemplando diversos escenarios.


Las viviendas residenciales pueden enfrentar el impago, debido al incremento del desempleo, o a la baja de ingresos. Durante este periodo conviene a los propietarios conciliar con sus inquilinos para no sufrir afectación con los bancos. Las oficinas, por su parte, sufrirán impactos tanto a corto como a largo plazo. A corto plazo se espera una afectación en el mercado del coworking, u oficinas compartidas en español, mientras que a largo plazo se espera que los esquemas de trabajo sean cada vez más flexibles y más abiertos ante la oportunidad de trabajar desde forma remota, llevando a las empresas a reducir espacios físicos y modificar el uso del espacio. 



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Suscribete