Apple y Google lanzan sistema de notificación por exposición COVID-19

|

Apple google unen crear app universal rastreara contagios covid 19 1914971 870x600



Los gigantes tecnológicos Apple y Google han puesto en marcha un sistema de notificación por exposición al COVID-19, esencialmente una interfaz de programación unificada que permitirá a los departamentos de salud pública crear sus propias aplicaciones de rastreo de contactos.


La idea es que después de que un individuo descarga y habilita una aplicación de rastreo de contactos en su teléfono, posteriormente recibiría una alerta si está expuesto a alguien que fue diagnosticado o es probable que tenga COVID-19. Por supuesto, eso supone que el individuo con COVID-19-positivo también tiene la aplicación habilitada en su teléfono.


Las empresas dijeron que el rastreo de contactos digitales está destinado a argumentar el rastreo tradicional de persona a persona, no reemplazarlo. Este sistema es más rápido que el rastreo tradicional, requiere menos recursos y como no depende de la memoria humana, puede facilitar el seguimiento de la exposición en espacios concurridos o el contacto con extraños.


Porcentaje de población necesaria


Por otro lado, para que estas aplicaciones sean efectivas, requieren que los usuarios descarguen y habiliten las aplicaciones en sus teléfonos. Un modelo, de la Universidad de Oxford, encontró que para que el rastreo de contactos digitales fuera efectivo, el 60 por ciento de la población tendría que optar por su instalación. Las tasas de adopción más bajas todavía podrían tener un efecto positivo, pero menor, señalaron los investigadores.


Para alcanzar un nivel tan alto de participación, los estadounidenses tendrán que confiar en que sus datos de salud privada estarán protegidos, algo con lo que las empresas de tecnología que recopilan datos de salud han tenido que lidiar en los últimos años. También hay una cuestión de cómo las aplicaciones verificarán las pruebas positivas de COVID-19 y protegerán contra las personas que inunden el sistema con diagnósticos falsos.


Funcionamiento de la aplicación y sus bases


Google y Apple dicen que la verificación de los diagnósticos se dejará en poder de las autoridades sanitarias individuales para decidir cómo lo abordan. Desde un punto de vista práctico, las aplicaciones, que requieren Bluetooth, tienen que evitar agotar la duración de la batería de los usuarios si los departamentos de salud pública esperan que los estadounidenses realmente las usen.

Las tecnológicas obtuvieron aportes de asociaciones de salud pública, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, organizaciones sin fines de lucro, funcionarios gubernamentales, académicos y expertos en privacidad, con el fin de abordar algunas de estas preocupaciones, dijeron las empresas.


Una vez que descarguen la aplicación, los usuarios tendrán que dar su consentimiento para poner su información a disposición de las autoridades sanitarias y pueden tanto activarla, como desactivarla cuando lo decidan.


La recopilación de datos se mantendría privada y sólo será utilizada por las autoridades sanitarias para la exposición a COVID-19, no será almacenada en una base de datos central, algo que las compañías han reiterado varias veces, ante el temor de los usuarios.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Suscribete