Viabilidad de negocio y viabilidad financiera

|

Viabilidad de negocio y financiera



Hacer que un negocio salga adelante y se mantenga en el mercado es una tarea sumamente complicada. Si aunado a esto se toma en cuenta el contexto por el cual atraviesa el mundo, se puede decir que es una misión imposible. 


Cuando un empresario toma la decisión de  emprender  normalmente se enfoca en determinar si el negocio es viable sólo guiandose por la viabilidad de negocio que se determina por la generación de utilidades. El emprendedor analiza el margen entre comprar y vender. Si el margen resulta ser positivo se cree que  es un buen negocio de lo contrario es mejor no seguir adelante.


Por extraño que parezca muchos emprendedores no toman en cuenta que para que un negocio sea exitoso debe ser viable financieramente. La viabilidad en términos empresariales se refiere a la posibilidad de que un proyecto o negocio pueda progresar, garantizado su rentabilidad a largo plazo.


Para poder determinar si tenemos un buen negocio también debemos analizar la viabilidad financiera y la viabilidad de negocio. Las empresas pueden verse en situaciones complicadas aunque tengan un margen positivo que genere utilidades, si no se cuenta con un plan de flujo de efectivo abrimos la posibilidad de que la empresa sea caiga en una situación de insolvencia. 


Para evitar que las pymes se enfrenten a un escenario con poco o nulo flujo de efectivo, desde el inicio se necesita una proyección de cuánto se necesita para poner en marcha el proyecto y cuánto es necesario vender para que sea rentable. 


Para hacer esto es necesario tomar en cuenta los recursos con lo que cuenta la empresa y la capacidad que tiene para convertirlos en dinero líquido. 


Toda pequeña y mediana empresa debe contar con un plan de uso de efectivo y debe ser igual de importante que el plan de negocio pues de esto dependerá que perdure en el tiempo. Saber como hacer uso de los recursos líquidos y saber cuáles son las posibles fuentes de efectivo.


Las empresas tienen diversas fuentes de efectivo, pero no siempre están disponibles en el momentonque se necesitan. Un claro ejemplo es la cobranza, aunque se realice una venta estamos expuestos a que este proceso llegue a tardar, especialmente cuado una pyme da plazos de pago a sus clientes. 


Para evitar problemas causados por la falta de liquidez las empresas pueden recurrir al financiamiento, mismo que bien planeado y a tiempo, van a permitir que el negocio tenga los recursos para tener continuidad operativa. 


Si una empresa cuenta con viabilidad de negocio y además está soportado con un buen plan de uso de efectivo que avale su viabilidad financiera, sus expectativas de vida son muy prometedoras. Cotrolar las variables más importantes de un negocio nos da una buena expectativa de vida y continuidad. Como sabemos en los negocios nada es seguro pero contar con planes de acción que nos permitan preveer situaciones o adelantarse a las mismas nos da un margen de maniobra para salir delante y alcanzar el éxito. 


Colaboracion de:

Claudio Kandel

Director de DISI operaciones, ha sido, director de productos financieros en Banco Azteca, director de riesgo de crédito y director de operaciones en HSBC, gerente de marca de "Western Union: Dinero en Minutos" en Elektra, entre otros. Cuenta con amplia experiencia en el sector financiero, tanto en México como en el mundo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
www.revistanegocios.mx

Suscribete Gratis

Noticias Relacionadas

Revista Negocios Mexico - www.revistanegocios.mx - editorial@revistanegocios.mx - telefono y WhatsApp 5561658400